meritbetmeritroyalbet girişmeritroyal betmadrid betelexusbetelexusbet giriş A 44 años del caso Zamora | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
A 44 años del caso Zamora

El 03 de junio de 1975, la dictadura condenó al exilio a Sergio Zamora Torres, por “constituir un peligro para la seguridad interior del Estado”. Dos semana antes, esto fue lo que sucedió…

El 15 de mayo de 1975 llegó hasta la casa de la Comisión de Solidaridad y Desarrollo (COMSODE) un hombre identificado como Sergio Zamora Torres, militante del Partido Socialista, quien había sido llevado hasta las dependencias del Comité de Cooperación para la Paz en Chile (COPACHI) por sus captores, tras ser golpeado y torturado para que identificara a un miembro del Comité para la Paz.

Un testigo relata el episodio: “En un momento de descuido de los agentes, el joven corrió y entró al local del COMSODE, los agentes lo siguieron con el objeto de evitar que escapara, ingresando también al edificio.
El fugitivo subió corriendo al 3° piso y tras él los dos agentes de la DINA. Zamora entró a una oficina y trató de cerrar la puerta, pero los agentes la empujaron con fuerza, entraron y atraparon a Zamora, quien se defendía desesperadamente. Poco a poco los agentes iban venciendo la resistencia del prisionero y llegaron al 1° piso, a pocos pasos de la puerta de acceso.
Si algo podíamos hacer era entonces o nunca. En ese instante, la hermana Blanca Rengifo tomó la decisión que cambió la situación. Fue a la puerta, la cerró y abriendo los brazos gritó: ¡Chiquillos, no podemos dejarlos salir!

Entonces yo recordé el tema preferido de mis estudios de muchos años: la burocracia. Me acerqué a ellos y les expliqué que estaban cometiendo un grave error, porque habían allanado un local de la Iglesia Católica y que ya el cardenal estaba informado y estaba hablando telefónicamente con Pinochet. Les aseguré que el problema no pasaría a mayores si se iban.
Cuando soltaron al prisionero los llevé a la puerta y le dije a Blanca: “Ya se van. Déjalos pasar”. Abrió y los agentes se fueron.

Después, Zamora fue conducido a una pieza donde se tendió en un sillón. Tenía el cuerpo tapizado de quemaduras, probablemente de cigarro. Había sido torturado hasta el momento que lo trajeron a la puerta del COMSODE. De esta manera libramos a un preso de la DINA y quizás salvamos su vida, pues era 1975”.

Archivo Museo de la Memoria y los Derechos Humanos: Fondo Contraloría General de la República.

Otros contenidos que podrían ser de tu interés