meritbetmeritroyalbet girişmeritroyal betmadrid betelexusbetelexusbet giriş Comunidad checa recuerda en el Museo fin de la Primavera de Praga | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Comunidad checa recuerda en el Museo fin de la Primavera de Praga

Con el fin de promover, difundir y enseñar sobre una cultura de respeto y tolerancia de los derechos humanos sobre toda ideología, la Comunidad Checa, a través de su presidente y miembro del directorio del Museo de la Memoria y los DDHH, Daniel Platovsky, conmemoró la invasión del pacto de Varsovia a Checoslovaquia el 21 de agosto de 1968 y las violación a los derechos humanos que el fin de la Primavera de Praga generó.

El acto lo presidieron María Luisa Sepúlveda, Presidenta del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos; Francisco Estévez, Director ejecutivo del Museo; Elizabeth Kasik, Vice Presidenta del directorio Círculo Chileno Checo; y Paul Nador, Cónsul Honorario de Eslovaquia en Santiago.

La Primavera de Praga fue un periodo de liberalización política y protesta masiva en Checoslovaquia como estado comunista después de la Segunda Guerra Mundial. Comenzó el 5 de enero de 1968, cuando el reformista Alexander Dubček fue elegido Primer Secretario del Partido Comunista de Checoslovaquia (KSČ), y continuó hasta el 21 de agosto de 1968, cuando la Unión Soviética y otros miembros del Pacto de Varsovia invadieron el país para reprimir las reformas que entregaban mayor libertad para los ciudadanos de ese país, llamadas también Socialismo con Rostro Humano.

Sólo durante el primer día de la ofensiva soviética murieron unos 50 checoeslovacos. El balance total de la intervención del ejército rojo en el país superó los 400 muertos.

En Chile, la comunidad es pequeña pero ha realizado una contribución importante en el ámbito de la cultura, el deporte y la empresa. Daniel  Platovsky, hijo de padre y madre de nacionalidad checa recordó cómo vivió ese día, “sentí mucho dolor ver a mis padres que nuevamente estaban siendo atropellados en sus derechos; ahora por segunda vez, ya que antes habían sido sometidos por los nazis. Es por ello que conmemorar estas fechas en el Museo de la Memoria es para recordar que bajo ningún contexto ni ideología política son justificables la violación de los derechos humanos”.

Por su parte, Francisco Estévez señaló que recordar este momento trágico en la historia de la República Checa “es la consecuencia de lo que el Museo tiene que hacer, defender siempre la memoria y los derechos humanos, en cualquier circunstancia, en cualquier momento, ayer, hoy y mañana”.

Fin Primavera de Praga

 

Otros contenidos que podrían ser de tu interés