Delegación italiana pide extradición de militares condenados por Operación Cóndor | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Delegación italiana pide extradición de militares condenados por Operación Cóndor

25 abril, 2022

Tras más de 20 años de investigaciones y procesos judiciales, la Corte Suprema italiana concluyó el año pasado el “Proceso Cóndor”. Iniciado en 1998 tras la detención de Augusto Pinochet en Londres, el proceso condenó a cadena perpetua a 24 militares y represores latinoamericanos implicados en la Operación Cóndor, seis de ellos chilenos.

El jueves pasado la delegación italiana que impulsó el proceso en Roma, compuesta por un abogado y un representante de las víctimas, realizó un punto de prensa en el Museo para abordar en profundidad el fallo histórico que impone cadenas perpetuas a 6 militares chilenos.

En la jornada, la delegación, que busca lograr la extradición de los condenados, dijo confiar en que la justicia chilena la otorgue y pueda dictar sentencia en este sentido por los primeros tres pedidos de extradición en el mes de mayo. “Creo que existen todas las condiciones previstas por el tratado de extradición ítalo-chileno para que esta extradición sea concedida”, sostuvo Arturo Salerni, abogado defensor de familiares de víctimas en el juicio. Además, Salerni señaló que no son solo los familiares de las víctimas quienes piden que se de ejecución a la sentencia, sino que es todo el sistema judicial italiano quien lo solicita. “El Estado italiano lo ha pedido con fuerza. Ha sido una de las partes en el juicio porque (Juan) Montiglio, (Omar) Venturelli, (Jaime) Donato y (Juan) Maino eran ciudadanos italianos,  por eso la Defensoría General del Estado se apersonó en el proceso y la actual ministra de justicia, Marta Cartabia, ha preparado todos los documentos necesarios para iniciar este trámite”, precisó.

Los militares condenados por el juicio son acusados de torturar, hacer desaparecer y asesinar en los años 70 a 43 ciudadanos latinoamericanos de origen italiano: seis argentinos, cuatro chilenos y 13 uruguayos, además de otros 20 uruguayos secuestrados en Argentina.

Los chilenos condenados son los exmiembros de la Policía de Investigaciones Daniel Aguirre Mora y Carlos Luco Astroza, y el exsuboficial Orlando Moreno Vásquez, por quienes ya se pidió la extradición. En tanto, en otros tres casos, la solicitud de extradición se encuentra en proceso: por el excoronel Rafael Ahumada Valderrama y los exbrigadieres y miembros de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) Pedro Espinoza Bravo y Manuel Vásquez Chahuán.

Durante su visita al país, la delegación se reunió con las partes civiles y testigos del juicio y conoció algunos de los lugares donde ocurrieron los hechos delictivos. Visitaron el palacio de La Moneda, desde donde fue detenido Juan Montiglio, y durante la mañana del jueves llegaron hasta el recinto militar de de Peldehue, lugar donde fueron hallados restos de varias de las víctimas. También han sostenido reuniones con autoridades de gobierno, entre ellas la ministra de Justicia, Marcela Ríos, y la subsecretaria de Derechos Humanos, Haydée Oberreuter, con la intención de intercambiar impresiones sobre el proceso que se desarrolla en Chile.

La tarde del jueves, en tanto, en el Auditorio del Museo, se realizó una lectura dramatizada de un extracto de la obra teatral “Operación Cóndor. El vuelo de Laura”, que se inspira en el juicio de Roma. En la ocasión estuvieron presentes familiares de las víctimas, quienes se mostraron esperanzados, pero lamentaron que la justicia italiana haya sido la que logró culminar los procesos, en lugar de la chilena. “Es una alegría salir de acá sabiendo que se abre una ventana de justicia, sabiendo que el que asesinó a mi padre, el que lo torturó y lo hizo desaparecer va a ser condenado.Estoy seguro que así como triunfamos en Italia, también lo vamos a poder hacer acá en Chile”, declaró Jaime Donato Guzmán, hijo de Jaime Donato, miembro del comité central del Partido Comunista y detenido 5 de mayo del 1976.  

Así mismo, Francisco Bustos, abogado representante de Tamara Montiglio, hija de una de las víctimas, se refirió a la importancia de la colaboración internacional “Este caso es muy importante para poder entender que es posible concretar el anhelo de que la justicia no tenga fronteras y de que no haya impunidad, ni en Chile ni en ninguna parte”.

Otros contenidos que podrían ser de tu interés