Día Internacional de la Mujer | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Día Internacional de la Mujer

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, recordamos a todas aquellas mujeres que durante la dictadura vieron sus vidas truncadas y a todas aquellas que lucharon tenazmente por la búsqueda de verdad y justicia. Con la frase “Mujeres de ayer, memoria de hoy” las recordamos a todas ellas a través de los siguientes relatos:

EN PRISIÓN

La prisión separó a las madres de sus hijos durante la dictadura, las prisioneras políticas buscaron la forma de mantener la cercanía con su familia desarrollando diferentes actividades como la artesanía carcelaria y la fabricación de “soporopos”, pequeños muñecos fabricados por las mujeres para enviarlos a sus hijos y familiares. Estos objetos cargados de significado eran elaborados con su misma ropa y con los escasos elementos que tenían a su alcance durante el encierro, buscando de esta forma, mantener el vínculo maternal, a pesar del dolor que significó la prisión durante la dictadura.

CUECA SOLA

Aunque su compañero estuviera preso o desaparecido, ella seguía bailando. Su movimiento no se detendría. Nuestro baile nacional fue un símbolo que las mujeres apropiaron para manifestarse contra la represión de la dictadura. La mujer era la única protagonista de esta cueca sola, dejando al descubierto la desaparición forzada de su compañero de baile.

MUJERES POR LA VIDA

En 1983 en el centro de Santiago aparecieron siluetas humanas de tamaño natural que recordaban a las víctimas de la dictadura. Con esta manifestación, la agrupación Mujeres por la Vida se manifestaba para exigir justicia. Las organizaciones de mujeres levantaron en esos años banderas por la libertad y la justicia. Su constancia abrió nuevos espacios de participación para las mujeres y sigue desafiando a la sociedad actual frente a nuevas violaciones a sus derechos humanos.

ARPILLERAS

La necesidad de proveer sustento económico llevó a muchas mujeres a conocer el mundo de las arpilleras.  Esta antigua técnica de trabajar la tela, los colores y texturas, se transformó en el medio de expresión de las mujeres que manifestaban a través del trabajo de sus manos los temores, vivencias y horrores de la dictadura. Este relato quedó impreso en las arpilleras que eran verdaderos “periódicos de tela”.

ARTE

Durante los años 80’ distintos movimientos se alzaron contra la dictadura, todos con un mensaje común “volver a vivir en un país libre y democrático”. El arte fue una de las formas en que las mujeres enfrentaron a diario la dictadura. Danza, teatro, música, fotografía y literatura fueron los canales de expresión en que miles de madres, hijas, hermanas o compañeras, plasmaban el dolor que vivían a diario y las esperanzas porque todo finalizara.

 

Otros contenidos que podrían ser de tu interés