Los límites de la expresión y la ausencia de la palabra fueron los temas de la performance “Nemeln” de la artista Janet Toro | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Los límites de la expresión y la ausencia de la palabra fueron los temas de la performance “Nemeln” de la artista Janet Toro

Esta performance estuvo contrastada por su fuerte mensaje simbólico y social, la afluencia de público y la puntualidad de los espectadores, quienes expectantes hacían antesala al segundo trabajo de la serie “In-Situ”.

Seis mujeres y cuatro hombres mapuche participaron de la performance dirigida por Janet. Sus vestimentas típicas no pasaban desapercibidas, mucho menos sus pies descalzos sobre el pavimento.

La jornada estuvo marcada por símbolos y gestos políticos; el primer acto consistió en observar por un par de minutos la declaración universal de los derechos humanos, dispuesta en la explanada del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Acto que manifiesta una lúcida referencia a la igualdad de dignidad y derechos que poseemos todos los seres humanos, a pesar de nuestro lugar de procedencia; orientación sexual, etnia o religión. La sesión continuó con el desplazamiento de los protagonistas hacia calle Catedral, donde metafóricamente agarraron las rejas con sus manos. Unas rejas que personificaron el límite de seguridad y de protección que ostenta un individuo sobre otro, una figuración que también considera el límite que existe entre los espacios públicos y privados.

El silencio estuvo presente en todo lugar, sin embargo el momento más resonante fue el descubrimiento de un lienzo negro envuelto con papeles de diario –una alusión a la censura de parte de los medios de comunicación- guardados previamente en medio de las rejas. Aquel lienzo, fue afirmado con sus brazos, cruzando y tapando sus bocas: claras alegorías que insinúan la ausencia de la palabra, la pérdida del lenguaje y el estropicio de lo autóctono. El mensaje en la obra de Janet fue bastante claro; la tradición oral junto con la expresión cultural de su lengua se han perdido, estos se estrechan en límites imaginarios, que se originan por perderse en la cultura del conquistador.

Otros contenidos que podrían ser de tu interés