Tomas Eneroth: “Debemos reconocer la discriminación hacia las mujeres” | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Tomas Eneroth: “Debemos reconocer la discriminación hacia las mujeres”

En el marco de la inauguración de la exposición “Olof Palme o la solidaridad urgente”, el Jefe de Bancada del Partido Socialdemócrata de Suecia, Tomas Eneroth, se refirió en el Día de la Mujer a los cambios estructurales que ha impulsado su país en busca de la igualdad de género.

¿Qué pueden hacer los gobiernos del mundo para disminuir la desigualdad de género?

Hay mucho por hacer. Primero, tiene que haber un reconocimiento de la enorme brecha entre las posibilidades de vida para mujeres y hombres. Todavía hay países que no ven esto, o que no cuentan con estadísticas nacionales que exhiban las diferencias entre salarios o condiciones de trabajo, pero también es importante mostrar que podemos cambiar esta situación. En el parlamento sueco nosotros contamos con 45% de mujeres, y estamos trabajando para alcanzar el 50/50.

En Suecia contamos con un gobierno feminista que, en términos estructurales, asegura a las mujeres múltiples posibilidades en el mundo laboral, para así favorecer su independencia. Sin duda, cada gobierno tiene sus propias responsabilidades, pero tanto en Chile como en Suecia debemos detener la discriminación y asegurar las mismas posibilidades para todos.

Y los mismos salarios…

¡Y las mismas pensiones! Entregar las mismas posibilidades sin importar el género.

En la práctica, ¿cómo podemos hacer esto? ¿Solo con leyes?

No solo con leyes, aunque son importantes. Es también una cuestión de conciencia, ¡y de valor! Porque desde el lado de los hombres también debemos dejar una parte del poder.

Por ejemplo, en Suecia las diferencias terminan cuando construyes familia. Aumentamos el periodo en que los hombres se hacen cargo de los hijos, a la misma cantidad de tiempo que las mujeres. Esto mejora el tiempo en que los hijos pasan con sus padres, pero también es una posibilidad para quitar la diferencia de salarios entre mujeres y hombres.

No es una cuestión de sentimientos, o diferencias culturales, es una cuestión de estructura. Las mujeres son discriminadas en todos los países, en cada parte del mundo, todos los días, y si no reconocemos eso, entonces no podemos hacer nada.

Otros contenidos que podrían ser de tu interés