Intento de robo y acoso policial al Memorial Paine durante el Día de los Derechos Humanos | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Intento de robo y acoso policial al Memorial Paine durante el Día de los Derechos Humanos

16 de diciembre, 2022

En horas de la madrugada un grupo no determinado de sujetos que se movilizaban en motocicletas ingresó al recinto, donde golpearon y arrastraron al nochero, al que solicitaban llaves de las bodegas. Se hizo la denuncia y Carabineros llegó hasta el Memorial Paine, que recuerda a los 70 paininos ejecutados en dictadura, pero no para investigar el intento de robo realizado en la madrugada, sino para averiguar, con demasiada insistencia, sobre un acto conmemorativo que se realizaría en el lugar por el Día Internacional de Los Derechos Humanos.

Este fin de semana en la comuna de Paine se vivió un angustiante hecho en un espacio de memoria. Un intento de robo y la concurrencia de la policía uniformada al lugar, para inspeccionar «de qué se trataba la actividad» y «quiénes participarían en ella», marcaron la jornada.

Los hechos se dieron en la víspera de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos (10 de diciembre), que la Corporación Memorial Paine organizó junto a distintas organizaciones sociales de la comuna. Los hechos se desarrollaron también durante el evento mismo.

En horas de la madrugada un grupo no determinado de sujetos que se movilizaban en motocicletas ingresó al recinto, donde golpearon y arrastraron al nochero, al que solicitaban llaves de las bodegas.

A pesar de la violencia con que fue tratado por los desconocidos, el trabajador se encuentra en buen estado de salud. «Querían las llaves de las bodegas para sustraer cosas y como no lo lograron destruyeron una silla y un mueble que se encontraban en la garita del acceso norte, donde el nochero hace su turno», señaló Marcelo Garay, integrante de la Corporación Memorial Paine

Carabineros

Conocidos los hechos y realizada la denuncia – virtual y presencial- la Carabineros no concurrió hasta al Memorial para tomar asunto de lo sucedido. Sin embargo, sí lo hizo cuando mediaba la mañana y comenzaban los preparativos de la actividad de conmemoración.

«Lo que vino por la mañana fue lo extraño, nosotros no queremos vincular ambas cosas de manera antojadiza pero sí nos llamó la atención. En un primer intento de hacer la denuncia de manera virtual no resultó. La web de la policía no lo permitió, por tanto el director ejecutivo del memorial concurrió personalmente a la subcomisaría de Paine (…) Para nosotros fue super difícil porque este fue el tercer intento de robo en el memorial en una semana y media. Por eso esta vez vimos necesario hacer la denuncia, pese a que siempre nos cuesta, porque las denuncias hay que hacerlas en una unidad policial donde prácticamente secuestraron, torturaron y posteriormente asesinaron o hicieron desaparecer a muchos de los que recordamos aquí en Paine«, explicó Marcelo.

Posterior a eso, como a las 10 de la mañana, se acercó un uniformado «no a preguntar por el intento de robo sino más bien a preguntar en qué iba a consistir la actividad que nosotros veníamos preparando hace más de 6 meses, nos preguntaron a qué hora iba a empezar, en qué consistía, quiénes iban a participar. No se le dieron mayores detalles. Se le dijo que era una actividad como cualquier otra, conmemorativa, de las que se hacen en el memorial», apuntó Marcelo.

La situación se repitió en horas de la tarde, cuando avanzada ya la actividad de conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, un policía ingresó al espacio y al ser consultado por un trabajador del Memorial la razón de su “visita”, indicó que “el jefe de Paine”, había instruido sacar fotos de la actividad.

Consultado acerca de qué “jefe de Paine” hablaba, el policía rectificó diciendo “el mayor de la comisaría”. Eso es muy distinto a ser el jefe de Paine, se le precisó.

«Avanzada la actividad, cuando nos disponíamos a terminarla con un número artístico muy importante y bonito, apareció un policía con uniforme nuevamente, esta vez por el acceso sur, lo paré antes de que siguiera ingresando para preguntarle a qué se debía su visita, y él me dijo que tenía instrucciones de saber cómo estaba la actividad. Yo le hice saber que iba muy bien, que estaba interesante, y ahí me dijo que por instrucción del «jefe de Paine», tenía que sacar fotos. Luego me pidió el carnet y le sacó una foto en lo que fue un irregular control de identidad. Allí le pedí que abandonara el recinto sin que pudiera hacer las fotos».

Intimidación policial

Además de hacerle saber que no se le permitiría tomar fotografías porque eso intimidaría quienes se sumaron a la actividad, se le pidió retirarse del espacio de memoria, previo a lo cual procedió a fotografiar la cedula del trabajador del memorial bajo el argumento de que se trataba de “un control de identidad”.

Aunque estos hechos no lograron empañar la actividad, desde Memorial Paine expresaron su más profunda preocupación ante este tipo de acciones del todo irregulares.

«¿Cuál es el interés de la policía por una actividad en un espacio de memoria? ¿Qué preocupación representa que familias, jóvenes, mujeres y otros tomen parte en una conmemoración?; ¿Por qué la actividad por el Día Internacional de los Derechos Humanos despertó más interés que el intento de robo ocurrido en la víspera?«, son algunas de las interrogantes que plantea la Corporación.

Desde la Corporación pusieron el hecho en conocimiento de Consejo de Monumentos Nacionales, ya que el memorial es un monumento público, abierto a la comunidad. En tanto, desde la Red de Sitios de Memoria se le iba a presentar esta preocupación a la subsecretaria de Derechos Humanos. A nivel local, a través de varios concejales se presentó la preocupación y también la exigencia de explicaciones ante el Consejo de Seguridad Pública Comunal, a la espera de una respuesta y «de hacerles saber que no es normal que se hagan este tipo de controles o este tipo de acciones por parte de la policía que son ciertamente irregulares. Este es un espacio público y no sabemos por qué querían saber qué gente iba a estar, cuántos, y además sacar fotografías«, agregó Marcelo.

«Este tipo de acciones, de actos con pretensiones de intimidar, para nada nos asustan y tampoco frenan nuestra tarea de defender la memoria de los 70 detenidos desaparecidos y ejecutados de Paine, ni tampoco la promoción de los derechos humanos a través de la pedagogía de la memoria, que es lo que hacemos habitualmente en el Memorial Paine. Este tipo de actos no nos intimidan, al contrario, nos fortalecen porque siempre nos mueve la idea de que la memoria no se rinde», finalizó Marcelo.

Fuente: El Ciudadano

Otros contenidos que podrían ser de tu interés