meritbetmeritroyalbet girişmeritroyal betmadrid betelexusbetelexusbet giriş Mauricio Celedón: “Siento que la memoria es fundamental para la transmisión hacia el futuro” | Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Mauricio Celedón: “Siento que la memoria es fundamental para la transmisión hacia el futuro”

Es segunda vez que el fundador de la destacada compañía Teatro del Silencio llega hasta el Museo. Ya lo había hecho en 2011, cuando presentó Malasangre o las mil y una noches del poeta. Ahora vuelve estrenando ¡Oh! Socorro, obra que se estará presentando hasta el 07 de enero en el marco de los 25 años de Santiago a Mil.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar por segunda vez en el Museo?

La verdad,  trabajar en este lugar es un privilegio,  porque es trabajar en un espectáculo callejero con un público popular, además, aquí está la memoria. De hecho, su nombre dice eso, y siento que la memoria es lo fundamental para la transmisión hacia el futuro. Si se pierde la memoria se pierde la posibilidad de un análisis profundo de lo que somos nosotros, sobre en qué estamos. Entonces, en ese sentido, este lugar ya tiene una cosa bella y amable, por lo mismo es un lugar que se respeta. Uno aquí no entra en un parque, entra a un recuerdo, entra en el gran viaje que es este Museo. A nosotros nos toca mucho, y eso te inspira. La gente nueva del grupo, que nunca había estado en este lugar, está impresionada, de una manera u otra sienten que están en un lugar muy especial.

En este sentido, ¿qué lugar ocupa el teatro en la recuperación y en la reconstrucción de la memoria?

Ocupa un lugar fundamental, tanto en la memoria como en la reflexión. Para mí el teatro  hace reflexionar al público, lo hace pensar y, sobre todo, sentir. “El teatro no se comprende, sino que se siente”, esa es una frase de Louis Jouvet que leí en un libro de Charles Dullin, y es un poco el trabajo que hemos estado haciendo en estos casi treinta años de carrera.

¿Cómo crees que se puede acercar a las nuevas generaciones a la sensibilidad propia de nuestra historia?

Yo creo que con un teatro popular. Un teatro que, en el fondo, no sea realmente enigmático para ellos,  pero que a la vez los haga cuestionarse. En el caso de la manera de trabajar de nuestra compañía, por ejemplo, ellos ven gestos, sienten cosas, hay ciertas teatrografías, hay emoción, y luego, la gente al recibir eso, puede ir a encontrarlo.

Con las herramientas propias del teatro callejero, ¡Oh! Socorro logra mezclar el mimo corporal dramático con la danza y el circo, todo esto acompañado de música en vivo. Este espectáculo se traduce como un diálogo poético mudo entre Beckett y sus personajes, como una inmersión en la obra y la vida de este poeta del absurdo.

Si quieres conocer de cerca el nuevo trabajo de Mauricio Celedón junto a la compañía Teatro del Silencio, ven a ver la obra las 19.30 horas, hasta el  domingo 07 de enero.

Otros contenidos que podrían ser de tu interés